08 julio 2013

Vaticano ficha a bisnieto del fundador del Real Madrid para dirigir sección “Iglesia y Deporte”

El Vaticano ha “fichado” al joven deportista español Santiago Pérez de Camino, bisnieto del fundador del Real Madrid, Julián Palacios, como el nuevo responsable de la sección “Iglesia y Deporte” del Pontificio Consejo para los Laicos, dedicada a promover el deporte y cuyo objetivo es ser un referente ético y de valores a nivel mundial en el campo deportivo.

El bisabuelo Palacios es reconocido como el primer presidente del Real Madrid Club de Fútbol, aunque el club no se denominó oficialmente de esa manera hasta 1902.

El nuevo funcionario, de 27 años de edad, llegó al Vaticano el 15 de abril, poco después del primer mes de pontificado del Papa Francisco, quien es un gran aficionado al fútbol y además, socio del club de fútbol argentino San Lorenzo de Almagro.

“Si tuviera que destacar una virtud del Papa en relación con el deporte sería su constancia, su afán y su fuerza de voluntad, porque a pesar de sus 76 años de edad tiene más fuerza que ningún otro en el Vaticano”, explicó Pérez en una entrevista concedida el 1 de julio a ACI Prensa.

“Espero desarrollar el estudio de los valores en el deporte y ayudar a que el deporte se convierta en un medio y no un fin para servir al Papa Francisco en su llamado a la Iglesia de salir de sí misma e ir hacia las periferias”, añadió.

Santiago Pérez de Camino como laico ha colaborado por 10 años en la pastoral juvenil de la diócesis de Madrid con diversas responsabilidades y en la formación a entrenadores deportivos y alumnos en diversos colegios y clubes juveniles.

Sus deportes favoritos son  el fútbol, el tenis, la escalada, el esquí, la natación y el atletismo.

Además, fue responsable de la Oficina de Visados en la Secretaria General de la Jornada Mundial de Madrid 2011 donde destacó por su trabajo a nivel internacional.

Con su nombramiento, Pérez sucede al sacerdote Kevin Lixey, quien dirigió la sección deportiva por ocho años, y se despidió del dicasterio el pasado julio para atender un encargo pastoral en Estados Unidos.