30 julio 2013

Papa Francisco: "Este cambio de época está lleno de heridos"



  En el marco de la JMJ, el Papa Francisco mantuvo un encuentro con los obispos latinoamericanos  miembros del Comité de Coordinación del CELAM. El documento de Aparecida fue el trasfondo sobre el que giró el discurso que el Papa pronunció ante los miembros de este organismo creado en 1955 y que se encarga de guiar el camino de la Iglesia en América Latina.

En sus palabras Francisco reflexionó sobre dos desafíos para la Iglesia  como son la renovación interna y el diálogo con el mundo actual. Recordó que la Iglesia es una madre que debe curar las heridas.

PAPA FRANCISCO
“Marcaría como prioridad ese...no sé, es reducirlo decirlo así, pero ese apostolado de la Misericordia, la dimensión misericordiosa de la Santa Madre Iglesia. La maternalidad de la Iglesia que cura heridas, que va ayudando. Este cambio de época, lo comentaba ayer con los obispos brasileños, esta lleno de heridos: gente que dejó la Iglesia por la mitad, que se fue, que volvió...y uno puede pensar: "Bueno, vamos a hacer un curso, que esto, que aquello...” Después de una batalla, lo primero que hay que hacer en un hospital de campaña es curar las heridas. ”

Habló también de los peligros que rodean a la evangelización como la ideologización del mensaje, el funcionalismo o el clericalismo. Por eso, pidió a los obispos que planteen su acción pastoral desde la “revolución de la ternura”, para lograr el encuentro con Jesucristo. Además, con humor, les invitó a ser cercanos a la gente y amar a la Iglesia tal y como es. 

PAPA FRANCISCO
“Hombres que no tengan "psicología de príncipes". Hombres que no sean ambiciosos y que sean esposos de una Iglesia sin estar a la expectativa de otra. Más importante. El fenómeno de los obispos polígamos, ¿no? Están casados con una pero esperando a ver cuando viene la promoción.”

Para concluir, el Papa subrayó que el Obispo debe conducir y “no mandonear”, y pidió a los obispos que cuiden sus homilías para que no resulten lejanas o abstractas.