21 julio 2013

¿Los católicos tienen mejor sexo?

La Universidad de Chicago indica que los devotos y los que tienen menos parejas consiguen relaciones sexuales más satisfactorias.


  • Los católicos casados tienen mejor sexo que el resto de personas. La Universidad de Chicago realizó un estudio que concluyó que las relaciones más satisfactorias y frecuentes se dan entre matrimonios, concretamente los que son devotos, y los que tienen menos parejas sexuales. “Me gustaría ver esto en la portada de Playboy alguna vez”, indica Patrick Fagan, un miembro del Family Research Council (Consejo de Investigación para la Familia). La idea de que los católicos tienen mejor sexo no es algo nuevo. Andrew Greeley, sociólogo y sacerdote, publicó Sexo: La experiencia católica, en el que ofrecía una larga lista de nuevas estadísticas: el 68 por ciento de los católicos profesa tener relaciones sexuales al menos una vez a la semana en comparación con el 56 por ciento de los no católicos; el 30 por ciento de los católicos había comprado la ropa interior erótica frente al 20 por ciento de no católicos, y el 80 por ciento de las mujeres católicas devotas ha probado a tener sexo sólo por placer”.
    Un estudio realizado por dos investigadores de la Universidad de Ottawa realizó un estudio sobre el sexo casual entre lo que ellos denominan “jóvenes adultos”. Suele dar lugar a un mayor número de consecuencias negativas, como el riesgo a mantener relaciones de riesgo, estrés emocional, sentimientos de culpa y una mayor propensión a sentirse solo o deprimido después del encuentro sexual.
    En 2008, Gregory K. Popcak, un consejero de la familia, también publicó un libro con un tema similar: Santo Sexo: Una guía católica para un amor alucinante e infalible. Popcak, que promueve los valores familiares tradicionales, advirtió de los posibles efectos negativos de disfrutar del sexo fuera del matrimonio. Entre las consecuencias se encuentran: la violencia doméstica, la pérdida de un trabajo o la pobreza, de acuerdo con el grupo analizado.
    Zonas calientes
    La erosión de la familia hunde la economía. Por poner un ejemplo, en el año 1950 España registraba un 20% de índice de natalidad y la renta per cápita aumentaba un 5,44% respecto al año anterior (en Europa crecía un 3,62%). Sesenta años más tarde, el número de nacimientos se sitúa en el 1,38% y la Banca nacional tiene 203.607 millones de deuda. Estos datos, recogidos en el informe El progreso económico de España, (1850-2000) de la Fundación BBVA, demuestran uno de los fundamentos de la economía: la familia es la base de la riqueza.
    Fomentar las ayudas a la maternidad y a la estabilidad parental tienen un efecto directo en el desarrollo de un país. Schumpeter, autor de una de las revisiones más influyentes de la teoría de Keynes, lo apuntó hace más de 70 años en su libro Capitalismo, Socialismo y Democracia. “La familia y la casa de la familia solían ser la causa principal de ánimo de lucro de la clase típicamente burguesa, pero los economistas no siempre le han dado la importancia debida. Tan pronto se desvanece de la visión moral del hombre de negocios el afán de ahorrar para la esposa y los hijos, tenemos un tipo diferente de homo economicus ante nosotros”.
    Una encuesta realizada por encargo de la Conferencia Episcopal de Obispos Católicos Estadounidenses (USCCB), reveló que los católicos que asisten a Misa con frecuencia, son menos propensos a divorciarse y tienen más hijos que aquellos que no participan en la Eucaristía, aunque es preocupante que los católicos son en general tan propensos a recurrir al divorcio como el promedio de la población”.
    “Las virtudes del sexo cómodo son muy subestimadas. Vivimos en una cultura que está obsesionada con lo nuevo y fresco, y el sexo no es la excepción: desde los titulares en las revistas que normalmente anuncian posiciones novedosas y zonas calientes nunca antes descubiertas, para nuestra cultura de monogamia en serie, en donde las parejas suelen cambian a sus antiguas parejas por otras nuevas en búsqueda de emoción. La variedad se anuncia como el condimento de una vida cuya familiaridad lleva al desprecio”, indica el sexólogo Ian Kerner, que tiene un blog de salud en la CNN.
    http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/los-catolicos-tienen-mejor-sexo-20130720