31 julio 2013

Más de 5000 jóvenes dan el paso en el encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal después de la JMJ



Se superaron las previsiones y muchos jóvenes tuvieron que seguir el encuentro así, desde la calle a través de pantallas gigantes. Más de 50.000 personas se dieron cita en Río para el encuentro vocacional del Camino Neocatecumenal que, desde hace años, se celebra después de cada JMJ.   

A los jóvenes, de más de 70 países, Kiko Arguello les recordó que no pueden vivir para sí mismos y les hizo una petición especial.

KIKO ARGÜELLO
Iniciador del Camino Neocatecumenal
“Ahora voy a pedir jóvenes que vayan a Asia”.

Kiko Argüello dijo que para China se necesitan 20.000 sacerdotes y que faltan vocaciones para Europa y para el mundo entero.

Llegó entonces uno de los momentos cruciales del encuentro.

KIKO ARGÜELLO
Iniciador del Camino Neocatecumenal
“Si hay algún joven que siente que Dios le está llamando que se ponga de pie y que venga aquí”.

Y así se acercaron al escenario, corriendo. Hasta 3.000 de ellos se pusieron en pie. Luego, el arzobispo de Río, Orani Tempesta, les impartió la bendición.

Después llegó el turno de chicas. Kiko pidió voluntarias para la vida consagrada y la evangelización y se presentaron más de 2.000.